Want to improve your writing? Read a lot. And slowly.

Learning to write sound, interesting, sometimes elegant prose is the work of a lifetime. The only way I know to do it is to read a vast deal of the best writing available, prose and poetry, with keen attention, and find a way to make use of this reading in one’s own writing.

The first step is to become a slow reader. No good writer is a fast reader, at least not of work with the standing of literature.

Writers perforce read differently from everyone else. Most people ask three questions of what they read: (1) What is being said? (2) Does it interest me? (3) Is it well constructed?

Writers also ask these questions, but two others along with them: (4) How did the author achieve the effects he has? And (5) What can I steal, properly camouflaged of course, from the best of what I am reading for my own writing? This can slow things down a good bit.

More here.

Advertisements

García-Noblejas: “La comunicación no debe ser histérica”

Promuevo que la comunicación no sea histérica, ni repentina, ni de instintos. Hoy tenemos asociado el sonido de la llegada de un mensaje a través de cualquiera de los nuevos dispositivos con la inmediatez y esto es una esclavitud. Los esclavos son los que hoy no pueden prescindir de la red, del ordenador, de las llamadas, etc. Los señores de sí mismos son capaces de desconectarse. Esto es lo que llamo lentitud Slow Communication, no estar acelerado.

Por ejemplo, si estas con una persona pensando en lo que va a pasar después, entonces no estás con la persona. La comunicación debe respetar el presente de las personas.

Tengo un día a la semana que no uso la red. Si quiero leer, anulo el correo, el teléfono y me desconecto. 24 horas a la semana sin estar en contacto con la red es muy saludable. Algunos sienten que no pueden estar desconectados y el efecto carencia es muy parecido al del fumador empedernido. Eso es lo malo y es de lo que conviene saber gobernar. Prefiero ser un protagonista de mi propia vida que ser un reaccionario de acuerdo a las motivaciones externas.

via U de los Andes.