No todo es innovación y cambio

Para formar profesionales reflexivos, debemos tener en cuenta tres dimensiones:

  1. la capacidad de reflexionar sobre su práctica profesional,
  2. la capacidad de reflexionar sobre sí mismos en el contexto de su práctica profesional, y
  3. la capacidad de reflexionar sobre su práctica profesional en el contexto de su sociedad.

Y esto significa una visión amplia de la reflexión, que incluye

  • qué se piensa,
  • sobre qué se piensa,
  • cómo se piensa y
  • desde donde se piensa.

Y en este proceso es clave incorporar las humanidades en la formación de profesionales. No como complemento o decoración, sino como un camino de acceso privilegiado a la comprensión del propio lugar en el mundo.

Por eso la sumisión a la innovación y el cambio como valores absolutos arrastra en muchas personas la mentalidad de que no hay nada relevante que se pueda aprender o considerar de las grandes producciones canónicas de la humanidad

via Josep M. Lozano.

Advertisements

Un libro no sirve sólo para leer

Mucho se equivocan (…) quienes afirman que una tableta electrónica borrará el libro de papel de las necesidades humanas. Porque un libro no sirve sólo para leer.

Sirve también para que su peso tranquilice las manos lectoras, para subrayar y ajar sus páginas con el uso, para regalar el ejemplar leído a personas a las que quieres. Para ver amarillear sus páginas con los años sobre los viejos subrayados que hiciste cuando eras distinto a quien ahora eres. Para decorar -no hay cuadro ni objeto comparable en belleza- una habitación o una casa. Para amueblar una vida.

Bien dicho, Arturo.

El futuro y la ilusión

Dice el maestro:

“La vida es una serie de colisiones con el futuro; no es una suma de lo que hemos sido, sino de lo que anhelamos ser.” (José Ortega y Gasset)

Responde el discípulo:

Lo que más puede descubrir a nuestros propios ojos quién somos verdaderamente, es decir, quién pretendemos ser últimamente, es el balance insobornable de nuestra ilusión. ¿En qué tenemos puestas nuestras ilusiones, y con qué fuerza? ¿Qué empresa o quehacer llena nuestra vida y nos hace sentir que por un momento somos nosotros mismos? ¿Qué presencia orienta nuestra expectativa, qué anticipación nos polariza, tensa el arco de nuestra proyección, se convierte en el blanco involuntario e irremediable de ella?

via guiller.

“No hace faltar estudiar economía”

Se ganan cinco y se gasta uno. Eso es economía.

En 2007 dos abuelos de Soria dijeron que cuando no se vive así se acaba mal.

Y así fue.

¿Qué es una lectura significativa?

Lectura significativa: la que tiene auténtico significado para el lector.

Esto no es gratuito o casi tautológico. Estamos rodeados de textos que producen lecturas de poca significación personal, textos poco relevantes para el crecimiento del hombre o la mujer. Buscamos sentido para vivir, porque si no, la vida se hace insoportable.

Una lectura significativa puede alumbrar un problema, despejar una bruma personal, pero al mismo tiempo nos hace más conscientes de la complejidad de lo humano y de su riqueza. Y en el plano moral, esto debería hacernos más humildes.

La lectura del esteta, el que evita lo significativo, porque no se deja interpelar personalmente por el texto, es una lectura fallida. Aunque se trate de un gran texto.

via Mil lecturas, una vida.

No hay innovación sin viaje

La emigración es emprendedora, porque emigrar ya es emprender, arriesgar, esforzarse y a veces ganar, pero siempre intentarlo. No hay innovación sin viaje.

via Saul Singer.

‘La libertad de prensa está en un mal momento’

Uno de cada tres internautas no tiene acceso a una información libre y 66 países tienen establecida censuras en internet, incluidos países democráticos.

via Malén Aznárez, periodista y presidenta de Reporteros sin Fronteras España.