Por la mañana todo es posible

Yo trabajo por la mañana, cuando el soporte biológico del escritor mejor funciona. Al lado de una ventana que da a un patio interior que se llena de luz y por el que oigo cantar a las vecinas, a los pájaros, incluso al perro.

Porque por la mañana todo es posible. Es cuando encuentras la clave de todos los problemas técnicos que de noche te han parecido insolubles.

via Javier Tomeo.